Cuando lleves un huevo durante el día, trata de acordarte que lo llevas puesto cuando vayas al baño. El huevo puede salir solo cuando haces pipi o evacúas, ¡así que prepárate para atraparlo! Sin embargo, si lo olvidaste y lo dejaste caer en el váter, no te avergüences, ¡nos ha pasado a todo/as! Inspecciona el huevo en busca de grietas. Si está intacto, puedes seguir usándolo, después de lavarlo bien y esterilizarlo como veas mejor.

X