¡Don´t Panic is Organic!  

En primer lugar no pierdas la calma! El huevo no puede ir más lejos y no pasará por el cuello uterino, porque la cérvix se lo impide. Relájate, confía en el proceso y usa esto como una oportunidad para conocer tu cuerpo y permitir que el cristal haga su trabajo. Es un momento perfecto para meditar, escuchar tus pensamientos y emociones. Los músculos vaginales tienden a tensarse inconscientemente por el estrés, por lo que si estás relajada, te ayudará a que el huevo salga rápidamente. Te explico algunas maneras para ayudar a expulsar el huevo:  
¡Mastúrbate! Añade lubricación, como el aceite de coco o el lubricante de tu elección y disfruta! Respira profundamente, relájate y masajea tu cuerpo, hazte caricias y mastúrbate. Cuando te masturbas, tu musculatura vaginal se lubrica y se relaja naturalmente. Facilitando la expulsión.  
 ¡Ejercicios! Muchas veces al hacer deporte todo tu cuerpo se tensiona y relaja y luego te produce una sensación de bienestar por haber liberado endorfina a todo tu cuerpo. Esto te relaja y puede ayudarte a expulsar el huevo durante el ejercicio, o después.  
¡Expulsión! Ponte en cuclillas o siéntate en el lavabo, pero prepárate para atrapar el huevo con tu mano. Puedes ayudar a engancharlo con tu dedo limpio. Sé amable, no presiones con fuerza y ​​evita crear sensaciones incómodas. Ten en cuenta que no te hará daño, si el huevo permanece dentro durante 24 horas. Algunas parejas incluso lo usan de manera segura durante el sexo para aumentar el placer de ambos.  
 ¡Sigue practicando y pronto aprenderás a expulsar el huevo por tí misma!  
¡Meditación! Escucha tu cuerpo. Para y desconecta, respira profundamente. Date el tiempo necesario para escuchar tu cuerpo y tus emociones. Siente tu corazón e intenta conectar con toda esa tensión generada por el miedo de que el “yoni egg” no salga. Qué miedos están guardados allí? No te juzgues…solo vuelve hacia ti y tu cuerpo y escúchale. Yo suelo decir que si el huevo no sale es por dos cosas: Porque estás muy tensa emocionalmente o físicamente, por eso, se tensiona tu musculatura vaginal y automáticamente se contrae.

X